El Gobierno reparte más de 7.000 kilos de productos de Cantabria al Banco de Alimentos y a la Cocina Económica

0 36

Revilla destaca la «solidaridad en cascada» de los cántabros en la entrega el primer lote adquirido por las cooperativas agroalimentaria gracias una subvención autonómica de 200.000 euros.

 

 

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, junto con el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha hecho entrega hoy al Banco de Alimentos y a la Cocina Económica del primer lote de productos de Cantabria adquirido por las cooperativas agroalimentarias de la región y subvencionado por el Ejecutivo autonómico para atender las necesidades de primer orden de los colectivos sociales más vulnerables.
El acto de entrega se ha celebrado en la nave que el Banco de Alimentos tiene en el Polígono Industrial de Tanos, en Torrelavega, donde la entidad sin ánimo de lucro está almacenando los productos perecederos que las cooperativas agroalimentarias compran a los productores de la región adheridos a esta iniciativa, con cargo a una partida de 200.000 euros aportada por el Gobierno cántabro.
El lote de hoy, valorado en torno a los 16.000 euros, está integrado por alimentos de Cantabria comprados a 15 productores de diferentes puntos de la Comunidad Autónoma y consta de productos como carnes, quesos, mermeladas y patatas. Tras esta primera entrega, el objetivo de esta iniciativa de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Oficina de Calidad Alimentaria de Cantabria (ODECA), en colaboración con el resto de las consejerías y las cooperativas agrarias, es seguir adquiriendo productos de Cantabria con el fin de donarlos a estas dos entidades sin ánimo de lucro dedicadas a la atención de personas vulnerables.
El presidente regional ha destacado que la «solidaridad en cascada», una vez más, de los cántabros está permitiendo que no haya en la Comunidad Autónoma personas que no tengan cubierta la necesidad alimentaria, pese a la gravedad de la situación. «No podemos permitir una sociedad donde sobra tanto para muchos y que otros no tengan nada. El Gobierno ha dado este paso y la gente ha respondido de manera extraordinaria», ha dicho.
Revilla ha elogiado la labor altruista del Banco de Alimentos y la Cocina Económica ¿»lo mejor que tenemos en Cantabria»- y ha agradecido la colaboración de las cooperativas agroalimentarias para poner en marca esta iniciativa que, además de contribuir a ayudar a quienes más lo necesitan con productos cántabros de «extraordinaria calidad», supone un impulso también para el sector primario y una vía para dar salida a productos perecederos que, como consecuencia de la crisis, no encuentran salida en el mercado.
A su juicio, esta actuación era «imprescindible» y lo seguirá siendo hasta que no llegue a todos los hogares el ingreso mínimo vital que garantice la cobertura de las necesidades básicas y hasta que la reactivación de la economía permita generar empleo y vivir a la gente con «dignidad».
Finalmente, el jefe del Ejecutivo cántabro ha señalado que la situación sanitaria en Cantabria sigue «controlada» y se ha mostrado convencido de que la región va a llegar a tiempo para recuperar en verano parte de la actividad turística en condiciones de seguridad.
«Espero y casi estoy seguro de que vamos a tener un gran verano en Cantabria. Lo creo, porque ya hay muchas reservas y la gente se está movilizando. Tenemos que vender una región infinita, pero también infinitamente segura, dentro del margen que nos da un virus que no conocemos», ha dicho.
Por su parte, Guillermo Blanco ha hecho hincapié en el agradecimiento a las tres cooperativas agroalimentarias que, por primera vez, se han unido en torno a un proyecto conjunto, colaboración que el consejero espera que tenga continuidad en el futuro.
El acto también ha contado con la asistencia, entre otros, del alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada; el director de la ODECA, Fernando Mier; el presidente del Banco de Alimentos, Francisco del Pozo, y la directora de la Cocina Económica, Sor Clara Gallego. En representación de las entidades donantes, han asistido el presidente de AgroCantabria, José Ángel Pereda; el máximo responsable de la cooperativa Comillas Ruiseñada, Agapito Fernández, y el gerente de Valles Unidos del Asón, Germán Cantera.
Javier López ha agradecido el trabajo de estas dos entidades sin ánimo de lucro para ayudar a los más desfavorecidos y también a los trabajadores municipales, que han reconvertido su actividad con el coronavirus para atender las necesidades sociales de más de 1.000 familias del municipio.
Tanto Fernando del Pozo como Sor Clara han incidido también en la solidaridad de la sociedad cántabra. El responsable del Banco de Alimentos ha felicitado esta idea conjunta del Gobierno y de las cooperativas, que no solo permite aumentar su cesta básica de alimentos, sino que la dota de «más calidad y capacidad». También se ha referido a la campaña de recogida de del Palacete del Embarcadero, en colaboración con la Autoridad Portuaria de Santander, que permite a la institución «equilibrar» sus stocks de productos para garantizar las entregas.
Mientras, la directora de la Cocina Económica ha destacado que la sociedad cántabra «se ha volcado» en la ayuda a los más necesitados y ha asegurado que todos estos alimentos van a ser «muy bien empleados». Según ha explicado, la Cocina Económica ha entregado desde que estalló la crisis más de 12.100 lotes individuales de alimentos y da de comer en estos momentos a una media diaria de 200 personas, casi 60 más que a comienzos de la pandemia. Además, su economato ha ayudado en estos meses a 467 familias, en total a 1.227 personas, de las que 281 son menores de edad.
MerCantabria
Bajo la denominación de MerCantabria, esta iniciativa del Gobierno regional cuenta con la participación de las cooperativas AgroCantabria, Valles Unidos del Asón y Ruiseñada Comillas, que se encargan de adquirir los productos ofrecidos por los productores agroalimentarios que se inscriban en la plataforma de la Oficina de Calidad Alimentaria, a través de la página www.alimentosdecantabria.com.
Antes de la compra y bajo la coordinación de la ODECA, las cooperativas consultan a Banco de Alimentos y la Cocina Económica sobre los productos que requieren con mayor urgencia, con el fin de lograr una mayor eficacia en la selección de alimentos. La adquisición de los productos se lleva a cabo de manera homogénea y proporcionada entre el mayor número de productores y el tipo de productos existentes.
En concreto, deben adquirirse productos de, al menos, 8 de las familias de productos en que se clasifica a los productores en la plataforma MerCantabria, es decir, aperitivos, bebidas, chocolates, comidas preparadas, congelados, conservas, cárnicos, ecológico, harina y derivados, hortofrutícola, huevos, lácteos, miel y mermeladas, pescadería, quesos y salsas.
Los productos, procedentes de los excedentes de producción de pequeños productores del sector agroalimentario (agricultores, ganaderos, pescadores e industrias agroalimentarias) se entregan de acuerdo a las necesidades y la capacidad de gestión de las entidades de servicios sociales destinatarios de los mismos y de manera gratuita.

 

Admin_wp

View all contributions by Admin_wp

Información Adicional